NoticiasEdiciones en otras lenguas

La venganza del perdón (AdN)

 

Cuatro destinos, cuatro historias en las que Schmitt, el autor de "El señor Ibrahim y las flores del Corán", con indudable sentido del suspense psicológico, explora los sentimientos más violentos y secretos que gobiernan la existencia del ser humano. La relación de amor-odio entre dos hermanas gemelas opuestas en lo moral, un hombre hedonista que abusa de una joven cándida y le arrebata a su hijo, un padre severo y hermético que se humaniza cuando se sumerge en la lectura de "El principito" con una niña pequeña, las visitas regulares de una mujer al asesino de su hija en prisión... Relatos que seducen desde el comienzo con situaciones intrigantes desgranadas con la maestría narrativa a la que Schmitt nos tiene acostumbrados. Escenarios precisos, cargados de detalle y de cromatismo, en los que conoceremos a unos personajes inolvidables y sus circunstancias particulares. En cada una de estas composiciones, Éric-Emmanuel Schmitt nos conmueve con el altruismo, la maldad, la ingenuidad y la astucia del ser humano, y, sobre todo, con el doble filo del perdón. 

 

 

La mujer del espejo

 

Anne vive en Brujas durante el renacimiento, Hanna en la Viena imperial de principios de siglo, Anny Lee en Los Ángeles en la actualidad. Tres destinos, tres aventuras singulares, tres mujeres infinitamente cercanas por lo mucho que se parecen en su sentimiento de ser diferentes y por su voluntad de escapar a la imagen de ellas mismas que les devuelve el espejo de sus respectivas épocas. Todo les aleja de lo que la sociedad, el entorno, los hombres han decidido en su lugar. Anne la flamenca experimenta arrebatos místicos que la conducirán al beaterio. Hanna, una de las primeras pacientes de un discípulo de Freud, infringe todos los códigos familiares y morales de su época. Anny, cuyo talento anuncia una brillante carrera de actriz, podría sublevarse contra el modelo de Hollywood. Insumisas y rebeldes por igual, ¿ Quién de ellas encontrará, y a qué precio, su verdad y su libertad ?